Tweeter button
Facebook button
Linkedin button
Webonews button
Youtube button

ITALIA CUENTA CON UNA CENTRAL ELÉCTRICA QUE OPERA COM HIDRÓGENO

Desde el 2008 la ciudad de Fusina, una localidad ubicada en la ribera de la laguna veneciana, cuenta con la primera central eléctrica a hidrógeno del mundo. Con sus 16 MW, puede producir energía equivalente a la que gasta una ciudad de unos 20.000 habitantes. No es mucho, reconocen sus responsables, pero marca el inicio de una “nueva era energética” en la que primará el uso de fuentes no contaminantes, como el hidrógeno.

“Es una instalación pequeña pero constituye un gran proyecto de ingeniería e industrial, que nos sitúa en los primeros puestos del panorama internacional”, afirmó en la puesta de la primera piedra Fulvio Conti, consejero delegado de Enel, la empresa impulsora de la iniciativa. La planta, que cuesta 47 millones de euros, se enmarca en el plan del gigante eléctrico italiano de invertir 7400 millones de euros hasta 2012 en investigación de nuevas formas de energía. Con la nueva instalación, según explicó Conti, se evitará la emisión de casi 20.000 toneladas de anhídrido carbónico (CO2) al año.

La central eléctrica de Fusina funciona con hidrógeno proveniente de una refinería de petróleo ubicada cerca de la central. Para producir energía, esta sustancia química es quemada en unas calderas. Al arder se generan como subproductos vapor de agua y óxido de nitrógeno, los cuales son filtrados antes de entrar en contacto con la atmósfera. “El hidrógeno arde accionando una turbina para la producción directa de energía eléctrica. El calor generado es aprovechado para producir vapor que, a su vez, hace girar las turbinas de una central a carbón, que está ubicada muy cerca”, explicó el profesor Gennaro De Michele, responsable de la investigación científica de Enel. Con este tipo de aprovechamiento todo el sistema alcanza una altísima eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*