Tweeter button
Facebook button
Linkedin button
Webonews button
Youtube button

¿Desnudos en Internet?

Dejamos rastros en cada momento que estamos en Internet.

Con sólo visitar sitios, con datos que buscamos en los buscadores, con lo que escribimos en las redes sociales, en foros de consulta, mails, blog, etc; todo eso “nos desnuda”, pues está público y asequible por millones de personas.
Somos fácilmente rastreables, somos presas fáciles de seguir. ¿Quién quisiera seguirme? dirían muchos, otros en cambio ya se habrán hecho la película. Cada momento nos delatamos, dejamos abierta la ventana, para que cualquiera en cualquier parte del planeta, nos conozca, sepa un poco sobre nosotros (o todo), nuestras preferencias y más. Ese conocimiento servirá para, desde publicidad no deseada (spam), pero que algunas –como por arte de magia- tienen relación con nuestro perfil personal o profesional, en ocasiones hemos descubierto publicidades muy interesantes, y pensamos, parece mentira, pero, este sitio me conoce bien! Pues claro que nos conocen!
Pero los rastros que dejamos podría tener un mayor impacto en nosotros, se puede utilizar, junto con la Ingeniería Social, para sofisticados ataques directos de estafa online -comúnmente conocido como phishing-. Allí no termina la historia, nuestros pasos virtuales también delatan nuestros pasos físicos, a donde vamos, que nos gusta, con quienes frecuentamos, y otras cosas más. Muchas investigaciones y espionajes empiezan -y es muy fácil-, en la Web.


Estamos expuestos a robo de: Identidad o suplantación de la misma, cuentas de mail, perfiles de redes sociales, cuentas bancarias, información personal y sensible, entre otras miles de cosas más. También podemos ser presas de algún tipo de extorsión online.

Por sino sabían, algo muy fácil de Instalar, configurar y manipular es un software llamado Keylogger, el cual no es más que, un programita residente en la PC que captura todas las pulsaciones de la tecla del computador, es gratuito y normalmente se puede configurar para que envíe mails de los logs al atacante, “todo lo que tecleamos y clickeamos puede ser conocido por terceros”; casi me olvido de comentarles de los keylogger para celular!

Mucho cuidado con toda la información que diseminan por la red, un poco de información extraída de cada sitio que una persona visita, puede hasta dar el perfil casi completo de la misma.

Un último punto y no menos importante, en ocasiones nosotros presentamos nuestros perfiles reales y sinceros, en cambio, otros presentan perfiles falsos con datos totalmente irreales, ese tipo de personas normalmente encuentran un lugar muy cómodo en Internet, para cometer todo tipo de delitos; por ejemplo con un trabajo muy paciente consiguen que sus potenciales victimas confíen para luego dar el golpe de gracia.

Los niños también están expuestos a peligros potenciales en Internet, siempre debemos supervisar sus actividades online.

Estemos atentos, capaz nadie se interese en nuestra información pero la invitación para el que quiera saber más sobre nosotros está latente y disponible.

¿Quieres saber algo sobre mí? En Internet lo tienes todo! ¿No quieres saber nada sobre mí? Genial… pero en Internet también lo tienes todo 😉

¿Estamos seguros en Internet? NO

Empieza una serie dedicada a la seguridad/inseguridad en la red

Fabián Riveros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*