Tweeter button
Facebook button
Linkedin button
Webonews button
Youtube button

Mitos y leyendas del teléfono celular.

¿Los celulares pueden provocar accidentes aéreos? ¿Sus emisiones electromagnéticas producen enfermedades cardíacas o impotencia? ¿Las baterías explotan? Estas son sólo algunas de las leyendas urbanas relacionadas con la telefonía móvil. Te contamos cuánto hay de cierto y cuánto de mito.

Llamadas perdidas

¿Las operadoras cobran las llamadas perdidas? Este rumor lideró el hit-parade durante varias Navidades gracias a e-mail en cadena que llegaron a miles de computadoras. Ninguna operadora en el mundo cobra las perdidas, aunque cuando se realizan ocupan red como una llamada normal. Por eso, más de una compañía ha estudiado seriamente la posibilidad de cobrarlas. Técnicamente es posible aunque sería ilegal. El negocio sería redondo porque se realizan más llamadas perdidas que SMS.

Robo de datos por SMS

El hardware de los móviles es prácticamente invulnerable, por lo que es imposible descargar datos (agenda, pin, etcétera) o causarle daños. Ahora bien, los sistemas operativos que utilizan los celulares, como los de lss PC, sí son susceptibles de ser atacados por virus. Por ejemplo, Symbian, un sistema operativo especialmente diseñado para la telefonía móvil, puede ser atacado por un virus que se transmite vía Bluetooth o por SMS y que una vez que el usuario descarga el mensaje y lo ejecuta, el virus crea un mensaje multimedia (MMS) que se transmite a todos los contactos del teléfono agotando el saldo.

Accidentes aéreos y en estaciones de servicio

En ambos casos, las normas de seguridad han creado un alarmismo que no tiene nada que ver con el peligro real. Los teléfonos móviles encendidos no han provocado ninguna catástrofe aérea que se sepa, aunque puede provocar pequeñas interferencias de radio, ya que periódicamente el teléfono emite una señala para conectarse con la estación base más cercana.

Casi todos los aviones disponen ahora de sistemas de apantallamiento para el uso de aparatos electrónicos. En cuanto a las estaciones de servicio, pese a la prohibición no hay ningún incidente documentado de que un celular haya causado incendio o explosión.

Hay mucho más peligro de que salte una chispa por llevar zapatos con suela metálica que por prender el móvil, y nadie ha prohibido el claqué en las estaciones de servicio. De hecho, se han hecho experimentos con miles de móviles llamando y recibiendo llamadas y no saltó ninguna chispa.

Alertas sobre el uso de celulares en gasolineras han circulado en internet desde 1999. Ha habido unos 5 reportes en varios periódicos y en Internet. En 2002 circuló en la red una advertencia atribuida a Shell, en la que hablaba de 3 casos e invitaba a no usar celulares en estaciones de servicio. Todo esto ha originado que en muchas gasolineras alrededor del mundo haya anuncios para apagar los teléfonos. Sin embargo Shell desconoció la nota y hasta ahora no ha sido confirmado ningún caso. Algunos fabricantes de celulares, dicen que aunque no hay confirmaciones, más vale prevenir que lamentar y recomiendan apagar el celular. Lo que sí está documentado son 150 casos de explosiones por electricidad estática.

Cuestión de baterías

Las baterías de los móviles no explotan. Se han dado algunos casos, pero se trataba de baterías no originales, fabricadas en China o en Vietnam, y que además habían sido sometidas a condiciones extremas de temperatura.

Ninguno de los fabricantes reconoce ningún caso de explosión en sus baterías homologadas pese a las advertencias que contienen al respecto todos los manuales de instrucciones.

Pero tampoco esos fabricantes están a salvo de fallos. Nokia anunció la pasada semana que 46 millones de baterías BL-5C alojadas en sus celulares podrían ocasionar un cortocircuito o recalentarse, y ofreció reemplazarlas de forma gratuita. La compañía reconoció la existencia de unos cien incidentes por recalentamiento en todo el mundo.

Para alargar la vida de las baterías es preciso dejar que se descarguen completamente. Todo lo contrario, salvo que se tenga un móvil muy antiguo. Y es que las primeras baterías, (hechas con níquel-cadmio), tenían lo que se denomina el efecto memoria, es decir, acumulaban un residuo si no se efectuaba la carga desde cero que podía llegar a estropearlas. Con las baterías actuales de litio ocurre lo contrario: es preferible no dejarlas descargar hasta el final. En lo que no hay unanimidad es en su duración.

Unas firmas dicen que soportan entre 150 y 500 (entre un año y dos años y medio) ciclos de carga y otras hablan de 1.000 ciclos (unos tres años y medio).

Arritmias, impotencias, cáncer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha certificado que la emisión de frecuencias de un terminal no tiene riesgo alguno para la salud, por lo que llevar celular en el bolsillo del pantalón o en el de la camisa no produce, respectivamente, ni impotencia ni arritmias cardiacas (ni influye en los marcapasos).

En cuanto a las radiaciones que emiten las antenas, aunque mucho mayores tampoco se ha logrado nunca probar ningún caso de cáncer, ni existe ninguna sentencia judicial que relacione la presencia de una estación base con casos de cáncer.

SMS de bienvenida, llamadas ocultas y spam

Los SMS de bienvenida que nos dan las operadoras cuando viajamos al extranjero son siempre gratuitos. Tampoco es cierto que nos puedan timar si respondemos a llamadas que ocultan el número o si leemos SMS remitidos de forma masiva (spam).

Otra cosa muy distinta es si luego llamamos a un número o remitimos un mensaje siguiendo las instrucciones de esos spam. Ahí si hay peligro de llevarnos un susto en la factura.

Electrodomésticos y tarjetas de crédito

El celular no provoca averías en los electrodomésticos pero no es aconsejable escuchar la radio o ver la televisión con un terminal al lado.

Los móviles tampoco inhabilitan las tarjetas de crédito, aunque puede darse algún caso aislado en el que la emisión electromagnética averíe las tarjetas de banda magnética (las más antiguas) aunque en ningún caso las de chip.

fuente: http://tecnologia.universia.com.ar

Comentario de Fabián

He leído insistentemente sobre los efectos de la utilización del celular en la nueva sociedad, solamente he escuchado y leído las cosas negativas de ello, en cambio también tiene sus beneficios y más aun para las operadoras y los cientos de servicios de envía nn al nro tal, que solo buscan tomar el control de tu saldo, bueno eso es tema aparte…  Pero debemos ser realistas y analizar nuestro entorno, nuestro momento; quien más quien menos habla por celular mientras maneja, mientras transita a pie por las calles y lo que es peor en muchos casos en motos! Estas  y otras acciones en momentos inoportunos e incorrectos puede costarnos caro, es un desafío a la suerte; muchos accidentes ocurren por ello y me atrevo a decir que muchos de ellos son totalmente evitables solo hace falta un poco de conciencia.

Siguiendo el tema principal, escribir mensajes es hasta mucho más peligroso que conversar, al menos en las situaciones descriptas más arriba, pues necesita más atención en una posición no natural pues debes bajar la vista hacia el teléfono, y tanto para caminar como manejar es un aliado detestable en la concentración.

La ansiedad de saber quien nos llama o quien nos mensajea en determinadas situaciones puede poner en peligro nuestras vidas y si estamos manejando también la de otras personas a nuestro alrededor. Y por último, la juventud de hoy está muy mal acostumbrada en la mala practica de abreviar las palabras a la hora de escribir mensajes de texto, es entendible el porque pero los efectos son catastróficos, conozco particularmente chicos que escriben con “horrores” ortográficos en cualquier medio y siempre escudándose en que así se escribe en el celular, pero lo malo y dañino es que lo trasladan a otros lugares sin percatarse (muchos inclusos piensan que realmente se escriben de una forma errada), se está creando un sociedad en donde los errores ortográficos y gramaticales son el pan nuestro de cada día. Usemos la tecnología con sapiencia, usémoslos para beneficio nuestro y para mejor los niveles de vida de la sociedad cada día, usémoslos con conciencia y todos saldremos ganando.

¿Por que prohíben el uso de celulares en las Entidades financieras?

Según algunas fuentes el motivo es que las ondas del celular pueden crear interferencias en los equipos de comunicaciones e informáticos de las entidades,  al menos con esto no estoy totalmente de acuerdo… podría ser, pero, si fuera realmente  eso cierto, también deberíamos creer entonces que esas ondas queman nuestras neuronas!, tal cual como muchos especialistas y artículos lo afirman.  En fin, creo que nunca estaremos a salvo de nada inventado por el hombre y en la cual prime intereses económicos.

La otra razón, y la que comparto y entiendo pero no apruebo, es que desde dentro, ladrones en cubierto y con un celular podrían estar dando informaciones precisas de quien esta llevando dinero, cual es la disposición actual de los guardias, entre otras cosas; informaciones útiles para gestar hábiles asaltos, pero creo que igualmente sin el uso de celulares, toda esa información es proveída de alguna u otra manera o sino no me explico de los increíbles y algunas veces violetos atracos que tienen éxito y especialmente en esta época del año, y más aun en víspera de elecciones que ocurrirá en el 2010.

Próximo tema, las tarjetas de crédito/debito y los secuestros Express que se están incubando en nuestro país.

2 thoughts on “Mitos y leyendas del teléfono celular.

  • 3 febrero, 2012 en 20:57
    Permalink

    Me encantó el artículo, especialmente la parte donde mencionas con relación a los celulares que se prohiben en las entidades bancarias. Hoy imaginate que un celular no es un simple aparato de comunicacion sino toda uan computadora. Ademas, seamos logicos, si alguien lo utilizara solo como unico medio, realmente… como explican los mega asaltos que ocurren a diario.
    Hoy una minuscula camara filma todo WIRELESS!!! HASTA 100 METROS!!!
    Saludos!

    Responder
    • 9 febrero, 2012 en 11:13
      Permalink

      Gracias, espero visites eAprende más seguido.. los comentarios y las visitas incentivan a seguir

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*