Rss Feed
Tweeter button
Facebook button
Technorati button
Reddit button
Linkedin button
Webonews button
Delicious button
Digg button
Flickr button
Stumbleupon button
Newsvine button
Youtube button

Ramona Quebranto

7 agosto, 2012

 

Tiende con su novela un lienzo virgen y como al capricho va estampando colores de vida, muerte, sufrimiento intenso, gozo mínimo, aceptaciones fatalistas de infortunios y horizontes truncos por las espaldas de piedra de la ciudad, y un río  que no tiene la otra orilla donde la redención ponga pie. De a poco, el mosaico va adquiriendo sentido y se adivina primero el tenue tejido de una historia nutrida en otras historias, y después se desborda en la totalidad del drama de una mujer de la Chacharita, con una vivencia donde curiosamente todo es elemental, menos la complejidad del alma virgen viviendo interrogantes cuyas respuestas están solo en el asombro de comprobar cuánto dolor existe en el mundo.

Mujer elemental, alma compleja, ella si hija de circunstancias, su comunicación con el mundo y con sus iguales transita sobre la palabra barbará y bella, el “jopara” que pone un duende guaraní ala lengua española, o Ie quita su musicalidad al guaraní con el trallazo del verba español, para conjugarse en lenguaje de pueblo que ha aprendido también la elocuencia del silencio; y cuando habla su lengua mestiza intenta decir solo lo que el silencio no dice, con economía de sonidos, con sincopa casi telegráfica.

El enorme merito de Margot Ayala de Michelagnoli es haber captado este modo de comunicación casi críptico, en que el significado va mucho mas alía de la palabra misma, y el haber enfrentado con ponderable acierto la tarea de llevar a la palabra escrita, aquello que es palabra huidiza, caprichosa, susurrada linealmente en las voces, atenuadas por ancestrales temores, del pueblo. Todo libro es elaborado para comunicarse con el lector. Margot Ayala de Michelagnoli no facilita esta comunicación, porque pone a priori una condición que el lector debe cumplir: conocer los fundamentos hondos de la cultura nativa para entrar con espíritu abierto a un universo donde dos estirpes no terminan de fundirse, y entretanto, reelaboran su lengua, aspera, hermosa, espontanea, en un proceso que nunca termina.

Autor: Margot Ayala de Michelagnoli

Páginas: 87

Precio: 25.ooo Gs

Envío: 10mil Gs. (en gran Asunción)

Consultar por envíos a otros lugares 

e-mail: juan.95riveros@gmail.com

Patrocinadores, gracias a ellos estamos online

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*